Granos enterrados: ¿Qué son? ¿Cómo se tratan?

Los granos enterrados o espinillas internas se conocen también como acné nodular o nódulos quísticos. Es un acné que surge internamente, en la capa más interna de la epidermis, y tienen mucho que ver con las alteraciones hormonales, el estrés o el periódo menstrual. ¿Cómo se tratan?

Cómo tratar los granos enterrados

A la hora de tratar el acné, debemos prestar atención a su tipo, dado que no todos los granitos son iguales. En este caso, nos centraremos en los granitos de acné que surgen enterrados bajo la piel y que son muy complejos de eliminar, porque no sale el pus.

De hecho, si se aprietan, pueden salir manchas oscuras en la piel y hacer que desaparezca mucho más tarde. Por eso es fundamental hacer lo siguiente:

  • Aplica vapor: uno de los trucos caseros que mejor funcionan, pasa por aplicar vapor a lo largo de la zona para que baje la inflamación y deje de doler. De esa forma dejaremos de andarle encima y desaparecerá más deprisa.
  • Coloca compresas con agua tibia: una alternativa al vapor, pasa por colocar las compresas con agua tibia. Es de esta manera como podremos reducir su aparición y bajar la inflamación, que es lo que más nos interesa.
  • Aplica hielo: como alternativa al calor, tenemos frío. En este caso, también va bien colocar una piedra de hielo envuelta en un baño en torno a 5 minutos. Luego se deja reposar y se vuelve a repetir al cabo de 1 hora.
  • Limpieza diaria: siempre insistimos en la importancia de seguir una rutina de cuidado diario de la piel y hacer una limpieza profunda todos los días, también para el caso de los granos enterrados. Así se podrán eliminar las impurezas y restos. Por lo tanto, sigue una rutina de limpieza e hidratación.

En este punto, también es fundamental lavar la región en la que se encuentra el grano enterrado con un jabón antiséptico durante 2-3 veces diarias. Así como usar una crema con FPS antes de salir de casa y una crema para el acné antes de dormir. Durante el tiempo que dure el granito, evita utilizar maquillaje encima (de hecho, tendemos a ocultarlo con maquillaje, pero es lo menos recomendable).

Si no desaparece, acude a un profesional para que pueda mirarlo y proponerte soluciones. Ten en cuenta que en muchos casos tiene que ver con el estrés, la ansiedad, la mala alimentación o las hormonas. ¡Pregúntanos!

Quiero acabar con el acné de forma definitiva

Abrir el chat
¿Necesitas ayuda?